Acceso rápido
 



Opinión: Los OEA siguen de exámenes

Análisis de los primeros 18 meses del programa de reauditorías OEA*

Ana Abasolo. Consultor Servicios OEA Taric

Desde hace aproximadamente año y medio, el Departamento de Aduanas está llevando a cabo un programa de reevaluación de todas las autorizaciones aduaneras, tal y como establece el Código Aduanero de la Unión (CAU). Este proceso de reauditoría, al que deberán someterse todos los operadores antes de 2019, está motivando que muchas empresas estén, en estos momentos, poniendo su atención en actualizar sus procedimientos en el cumplimiento de los requisitos de cada una de las Autorizaciones que les han sido concedidas.

En cuanto a las reevaluaciones sobre la autorización de Operador Económico Autorizado (OEA) enmarcadas en el programa que se está desarrollando en estos momentos, cabe tener en cuenta que, dado que tienen como referencia los cambios que ha introducido el CAU, muchas novedades y de gran calado, estas auditorías son considerablemente más complejas que las auditorías OEA realizadas antes de la entrada en vigor del Código, en mayo de 2016. Los procesos de reevaluación que estamos viendo actualmente son más detallados y largos, se auditan todos los requisitos de la figura, y en ellos se requiere la presentación de amplia documentación, penal, económica y de seguridad.

A finales de septiembre, el programa de reauditorías en nuestro país dejaba un balance de 82 autorizaciones revocadas y 3 suspendidas, lo que supone el 10,5% del total de Autorizaciones OEA emitidas. Esta media está por debajo de la europea, en la que hasta el momento el 12% de las autorizaciones han sido revocadas o suspendidas.

Aunque la cifra de operadores que han “perdido” su autorización tras la reevaluación no es excesivamente alta, el dato indica que el programa está siendo aplicado con diligencia por parte del Departamento y que las empresas, una parte importante de ellas, no han estado llevando a cabo el “mantenimiento” de su sistema OEA, ni han implantado el sistema de Autoevaluación exigido; un sistema que requiere, entre otras medidas, haber realizado auditorías internas y mantenido un registro de incidencias adecuado.

Siendo así, si una empresa no ha llevado a cabo estas acciones… ¿es posible que le quiten el OEA tras una auditoría? La respuesta es que, probablemente, sí. De hecho, podemos decir que una tercera parte de las autorizaciones suspendidas/revocadas se deben a la falta de cumplimiento de este tipo de requisitos. Según nuestra experiencia como consultores en más de 200 proyectos OEA, las empresas que han superado los procesos de reevaluación deben su éxito a que han hecho bien las cosas desde el principio. Desde el momento en que obtuvieron la autorización pusieron en marcha el sistema OEA de la empresa y su seguimiento, asignando recursos y equipo propio a esta tarea, o contratando a consultores especializados en el área.

Por desgracia, también nos hemos encontrado con situaciones en las que el operador no ha aplicado un seguimiento adecuado a sus sistemas OEA, ni mantenido el proceso de Autoevaluación que exige la figura, llegando a darse casos en los que la empresa no ha realizado ninguna acción tras la autorización, obtenida hace varios años.

En este y en cualquier otro caso, recomendamos a los operadores realizar una evaluación interna de su sistema OEA y su grado de cumplimiento. Si la carga de trabajo que implica no puede asumirse internamente sin perder calidad, es recomendable contar con especialistas externos que puedan proporcionar el mantenimiento adecuado a los distintos aspectos que implica la figura. Las consecuencias de la pérdida de la Autorización OEA son distintas para cada empresa, pero en todos los casos hay un elemento común: ninguna es positiva.

*Este artículo fue publicado el pasado 13 de octubre en Diario del Puerto (www.diariodelpuerto.com)

 

Publicar un comentario